7 reglas del diseño web que siempre hay que cumplir

 

Reglas del diseño web

El diseño web puede ser un mundo complejo. Está lleno de reglas, terminología y técnicas que rigen lo que hace que una página web excelente logre los objetivos para los que fue diseñada, y otra que no. Sin embargo, el diseño web puede ser complicado de dominar si no tienes la capacitación adecuada. A pesar de su complejidad, el diseño web se está convirtiendo en una habilidad cada vez más valiosa en nuestro mundo digital. Aprender sobre los fundamentos del diseño web te ayudará a construir y refinar la marca de tu empresa.

1. Evita los problemas de legibilidad

Si los usuarios no pueden leer correctamente el texto de tu página web, tu mensaje no se está difundiendo bien. Tener texto legible en tu página web es increíblemente importante, pero hay varios errores que los diseñadores novatos cometen para disminuir la legibilidad.

Las malas opciones de color del texto pueden ser fácilmente contraproducentes. Por ejemplo, una página web puede tener un texto blanco sobre un fondo de color claro, lo que puede dificultar su lectura. Del mismo modo, tener texto oscuro sobre un fondo oscuro también dificulta la lectura. El texto colocado sobre una imagen (como un banner) también puede dificultar su interpretación.

Para evitar esto, usa el contraste de color apropiado. Utiliza texto oscuro sobre el fondo blanco o texto claro sobre un fondo oscuro. Si bien ambas son buenas opciones, el texto oscuro sobre un fondo claro tiende a proporcionar el mejor contraste, pero es más tenso para los ojos cuando se lee durante un largo período de tiempo. Si estás colocando texto sobre una imagen, usa una superposición para aumentar el contraste entre el texto y la imagen. Una superposición oscura ayudará a que el texto de color claro sobresalga, mientras que usar una superposición de colores más claros hará que el texto oscuro aparezca.

Además, sería mejor si eligieras fuentes que sean fáciles de leer y no demasiado pequeñas. Una fuente complicada que está escrita en cursiva o con serif puede ser extremadamente difícil de leer, especialmente para usuarios mayores. Si el texto es demasiado pequeño, te encontrarás con el mismo problema. Elige fuentes claras, sans-serif y tamaños de letra grandes para mejorar la legibilidad de tu página web.

Te recomiendo leer  Términos de Diseño Web que necesitarás saber

2. Aplicar jerarquía visual

Otro concepto fundamental en el diseño web es la idea de jerarquía visual. Este es el orden en que un usuario procesa la información en una página web .

Hay una serie de técnicas que puedes utilizar para facilitar a los usuarios la comprensión de la jerarquía de tu contenido, como el uso de diferentes tamaños de fuente y color. Por ejemplo, el título del artículo que estás leyendo en este momento es mucho más grande que el título de la sección. Además, el encabezado de esta sección es más grande que la fuente del texto. Esto se debe a que queremos que los usuarios lean el título primero y luego se muevan hacia abajo en la página. Los diferentes tamaños de nuestros títulos, encabezados y texto ayudan a guiar a los espectadores a medida que interactúan con nuestro contenido.

El color es útil para establecer la jerarquía visual también. Por ejemplo, los botones en una página de inicio que les dicen a los usuarios que deben “registrarse” o “comprar ahora” pueden ser de un color más brillante que los otros colores de la página. Los enlaces también pueden tener un color diferente al del texto normal.

Piensa en cuál es tu objetivo final para tu sitio web. ¿Quieres que los usuarios compren tus productos? ¿Quieres que se registren a tu newsletter? ¿Programar una consulta gratuita? Cualquiera que sea el caso, puede utilizar la jerarquía visual para guiar a los usuarios hacia los puntos de venta de tu página web.

3. No utilices muchas fuentes diferentes

Mientras estamos en el tema de las fuentes, se debe tener en cuenta que la regla general es utilizar tres fuentes o menos. Muy a menudo, una fuente es suficiente. En pocas palabras, tener demasiadas fuentes hará que tu página se vea desestructurada y poco profesional, por decir algo.

También debes asegurarse de que tus opciones de fuente sean cohesivas. Además, deben ser apropiadas para tu industria y el mensaje que estás tratando de transmitir. Las fuentes Sans serif son particularmente útiles para transmitir una imagen moderna y también son ideales para productos digitales (como eCommerces). Evita las fuentes exageradas, infantiles o no profesionales a toda costa.

Te recomiendo leer  Adobe XD vs. Sketch vs. Figma - Las mejores herramientas de diseño IU/UX

4. Tener una CTA visible

Una de las primeras cosas que los usuarios deberían ver cuando visitan tu sitio web es una llamada a la acción (CTA). Por lo general, este es un botón en la página principal de tu pagina que les dice “Compre ahora”, “Obtenga más información” o “Programe una consulta”. Su CTA es tu punto de venta e impulsará el compromiso del cliente.

Algunos sitios web entierran su CTA en la parte inferior de la página u olvidan incluirla en absoluto. Ya que el CTA genera la respuesta del cliente que está buscando, asegúrate de que sea uno de los primeros elementos que alguien vea.

5. Incluye tu información de contacto

Parece obvio, ¿verdad? Pues te sorprenderías de cuántas empresas se niegan a incluir su información de contacto en sus páginas web. Una de las razones principales por las que los visitantes visitan tu sitio es ponerse en contacto con tu empresa. Si no pueden encontrar la información que están buscando dentro de los primeros segundos de visitar tu página, se irán.

Por este motivo, asegúrate de incluir información de contacto clara y fácil de encontrar en tu sitio web. Asegúrate de incluir cosas tales como:

  • Tu número de teléfono
  • Dirección comercial de tu empresa
  • La dirección postal de tu empresa, si es diferente de la dirección comercial
  • Direcciones de correo electrónico de los contactos clave (o al menos una dirección de correo electrónico genérica)

También puedes configurar un formulario de contacto en tu página web para que los usuarios completen y envíen consultas. Sin embargo, aún debes incluir tus detalles completos de contacto, como tu número de teléfono y direcciones físicas. Recuerda que algunos usuarios preferirán llamarte o visitar tus instalaciones. El porcentaje de usuarios que prefieren usar mecanismos de contacto “tradicionales” variará según el tipo de usuarios a los que se dirige. Cuanto más fácil sea para que las personas se comuniquen contigo, más eficaz será tu web.

6. Evitar las distracciones automáticas

Si bien el video, el audio y otras formas de medios digitales pueden agregar vida y compromiso a una página web, evita la función de reproducción automática. Incluir un video o audio de reproducción automática en tu web puede dificultar que los usuarios naveguen por tu sitio. Además, estas características pueden dificultar la búsqueda de la CTA.

Te recomiendo leer  5 increíbles herramientas gratuitas para diseñadores

Además, la reproducción automática de audio o video puede ser molesta y frustrante para los espectadores. ¿Alguna vez has abierto un enlace a una página web en tu teléfono, solo para que el audio alto proveniente de un video incorporado comenzase a reproducirse de repente? Esto no solo puede ser discordante, sino que los videos en reproducción automática también pueden ser incómodos y vergonzosos si estás en público.

La solución a esto es bastante sencilla. En lugar de habilitar las funciones de reproducción automática, simplemente permita a los usuarios hacer clic en el botón de reproducción.

7. Corrección, Corrección, Corrección

¿Alguna vez has estado navegando por una página web y has encontrado un error tipográfico deslumbrante? Ese error tipográfico puede sacarte del contenido del sitio web y hacer que pienses más en el error que la compañía dejó de cometer. Si bien los elementos visuales de un sitio son cruciales para su diseño general, el texto es igualmente importante (si no más).

Los accidentes de puntuación, así como los errores gramaticales y ortográficos, pueden disminuir la credibilidad de tu empresa. Mientras que unos pocos errores tipográficos de vez en cuando no necesariamente significan un desastre, muchos errores a lo largo del tiempo pueden dañar la imagen profesional que intentas crear.

Cuando diseñes tu sitio web final, asegúrate de tomarte un tiempo adicional para revisar todas las secciones. Haz que un colega o dos también lo revisen, en caso de que accidentalmente se haya perdido algún error. Tan pronto como veas un error tipográfico, corrígelo! Asegúrate de mantener tu página web limpia y libre de todos los errores para que no distraigan de tu diseño y contenido.

El diseño web es una habilidad compleja de dominar, y tal vez uno podría decir que es mejor dejarlo en manos de los expertos. Sin embargo, si realizas el trabajo tú mismo, la familiaridad con estas reglas te permitirá saber qué funciona y qué no funciona cuando evalúas la calidad y la eficacia de tu página web.

Deja un comentario

Háblame ;)
¿Necesitas ayuda?
Hola! Necesitas ayuda? hablemos por WhatsApp :)